Mujer tenía solo 18 años y atravesaba un cuadro depresivo, según su familia.

Foto: Cortesia | Texto: Redacción

Una muchacha de solo 18 años de edad acabó con su vida tras ingerir un poderoso raticida con gaseosa, si bien el caso se encuentra aún en investigación, los deudos aseguran que la joven, que estaba con 24 semanas de embarazo, atravesaba un cuadro depresivo.

Fue su cuñado, Carlos Huamán Mendoza, quien la encontró, aún con signos vitales, tras ingresar a su vivienda, situada en el distrito de Huaranchal, Otuzco.

De inmediato la llevó a la posta de la localidad, pero nada pudieron hacer los médicos para salvarla; La noticia derrumbó a su esposo, de nombre Ismael (22), los restos fueron internados en la morgue.