En el mundo acontecen tantos actos crueles y sucesos atroces que nos hacen perder fe en la humanidad.

Es el caso de un hombre que ha adoptado a un toro de corridas para evitar que fuera asesinado y con ello nos ha demostrado lo nobles que estos animales pueden llegar a ser.

Christophe Thomas ha realizado una noble acción y su historia ha sido conocida por todo el mundo.

Christophe compró al toro llamado Fodjej, en la ganadería le comentaron que estaba destinado a ser toreado en Barcelona pero él decidió cambiar su destino, cuida muy bien de Fodjej, se han vuelto inseparables, lo alimenta, lo atiende, le dedica tiempo y lo consiente, en ocasiones lo lleva a tomar el sol en Rennes, Francia.

A continuación, te mostramos parte de esta hermosa historia:

¿Qué Opinas? 

- SIGUE LEYENDO -