Agraviado asegura que lo estafaron y reconoció al implicado al ver su fotografía en los medios de comunicación.

A raíz de la reciente intervención de dos individuos acusados de estafar con el cuento de ‘La Tinka’ en Trujillo, un exalcalde de la provincia de Pataz, de 66 años de edad, asegura que uno de ellos le robó más de 5000 soles empleando la misma modalidad. La exautoridad afirma que reconoció al tipo tras ver su fotografía en los diarios.

Los efectivos del Grupo Terna intervinieron a Simón Arévalo Guimaraes (56) y Francisco Javier Arévalo Inga (31) cuando intentaban de engañar a una mujer de 61 años en la avenida Los Incas, en Trujillo.

La agraviada explicó posteriormente que los sospechosos le pidieron dinero a cambio de un boleto premiado de ‘La Tinka’.

Al observar la foto de los detenidos, el exburgomaestre reconoció a Simón Arévalo como una de las personas que el pasado 25 de agosto le quitó 5600 soles con la misma historia.

Cuenta que aquel día se encontraba por la plazuela Iquitos, rumbo a su vivienda, cuando de pronto se le acercó Arévalo, fingiendo ser un campesino recién llegado de Cajamarca que necesitaba ayuda para ubicarse pues había ganado ‘La Tinka’ y quería cobrar el premio.

Mientras conversaban, apareció otro sujeto que dijo ser un ingeniero que trabajaba en Provías (aunque en realidad era cómplice en la estafa). Arévalo les ofreció una recompensa a los dos si lo ayudaban a recibir el premio, que consistía en un millón y medio de soles.

Entraron a conversar en un restaurante cercano y entonces el supuesto campesino les pidió una garantía. Según dijo, necesitaba estar seguro de que no le iban a robar. El falso ingeniero le ofreció 12 000 soles, tras lo cual se dirigió a un banco y regresó después pero con 9000 soles. El acusado guardó el dinero en un bolsito.

Esto al parecer animó al exalcalde, que ofreció darle 5300 soles, para lo cual también debió ir a un banco. De acuerdo con la denuncia, Arévalo guardó la plata en otro bolso, aunque le hizo creer al agraviado que era el mismo.

Luego el sospechoso dijo que tenía que ir a ver a su hija pues iban a operarla, pero prometió regresar pronto. El ingeniero dijo que lo acompañaría para cerciorarse de que no se trataba de una mentira, y el campesino, como garantía, le entregó el bolsito con la plata al exalcalde.

Tras quedarse solo, las dudas asaltaron al exburgomaestre, que finalmente abrió el bolso. Y descubrió que solo había papeles en él. 

FUENTE|FOTO: Pataz al Día

¿Qué opinas?

DALE ME GUSTA Y SÍGUENOS EN FACEBOOK:

- MAS NOTICIAS -