Francisco Ríos Valverde, de 45 años, recibió una salvaje golpiza y fue rematado con un martillo en la cabeza.

Francisco Ríos Valverde, de 45 años, fue asesinado al interior de su vivienda ubicada en el caserío de Vacas, distrito de Cochorco, en la provincia liberteña de Sánchez Carrión. Antes de morir, recibió golpes en el rostro y finalmente, su cabeza fue rota por un martillo.

Según contó su esposa Margarita Murga Ruiz, de 35 años, dos sujetos encapuchados entraron a su dormitorio mientras que otros dos se quedaron en la puerta de la casa, la envolvieron en una frazada y la empezaron a golpear. Le exigían dinero. Su esposo se enfrentó, sin embargo, llevó la peor parte: fue atacado salvajemente en el piso.

Producto de la golpiza, la mujer se desmayó. Cuando despertó, encontró el cadáver de su esposo y a sus cuatro hijos encerrados en una habitación con llave. Los criminales se habían llevado 5 mil soles, fruto del trabajo de Francisco Ríos en la mina. Sus restos fueron llevados a Huamachuco para la necropsia de ley.

El teniente gobernador de Vacas, Reynaldo Layza Otiniano, y el secretario de las rondas campesinas, Gertrudes Rodríguez Vásquez, pidieron a las autoridades policiales y del Ministerio Público celeridad en las investigaciones y justicia para los culpables. Sospechan que los asesinos son del mismo lugar porque conocían los movimientos de su víctima.

FUENTE | FOTO: RPP Noticias -   Pataz al Día

¿Qué opinas?

DALE ME GUSTA Y SÍGUENOS EN FACEBOOK:

- MAS NOTICIAS -