La policía lo vincula a víctima con la venta de drogas; a su hermano lo asesinaron igual hace dos semanas.

Un presunto microcomercializador de drogas fue asesinado de ocho balazos a espaldas de la morgue del Hospital Tomás Lafora, en Guadalupe, en la provincia de Pacasmayo.

Se trata de Mauricio Díaz Delgado, de 45 años, apodado ‘Ambi’ o ‘El Panadero’, quien murió en circunstancias similares que su hermano José Luis, alias ‘Chunga’. Este último fue victimado al atardecer del segundo domingo de mayo, cuando la población celebraba el Día de la Madre.

Ambos crímenes tendrían por móvil la pugna por el control en la venta de drogas al menudeo en la provincia de Pacasmayo.

Se supo que 'Ambi' poseía una panadería; sin embargo, no habría ofertado necesariamente pan o dulces. Durante varios años habría vendido droga al menudeo. La policía le seguía el rastro.

Tanto él como su hermano se dedicaban a colocar su mercancía ilícita en las discotecas de la ciudad. Sin embargo, ‘Ambi’ ofertaba un servicio más personalizado: llevaba la droga a domicilio.

A QUEMARROPA 

El crimen de ‘Ambi’ ocurrió el día sábado, a las 3:05 de la tarde. Al igual que a su hermano, lo citaron en un lugar. Sin sospechar el atentado que le tenían preparado, acudió a la zona pactada.

De pronto, aparecieron dos sujetos, sin pasamontañas, y cada uno sobre una moto lineal. Sin mediar palabra alguna, llenaron de balas a su víctima y huyeron del lugar raudamente. 'Ambi' se desplomó sobre el suelo, luego de recibir 8 proyectiles. Le impactaron en la cabeza, tórax y espalda.

Como es de esperarse, su muerte fue instantánea. Al poco rato, arribaron agentes policiales, quienes recogieron casquillos y trasladaron el cadáver a la morgue, que justamente se ubica a pocos metros.

FUENTE| FOTO: Satélte 

¿Qué opinas?

DALE ME GUSTA Y SÍGUENOS EN FACEBOOK:

- MAS NOTICIAS -